Ransomware.


¿Ransomware? ¿WannaCry? ¿Bitcoins? Son conceptos que hoy escuchamos mucho. Pero tal vez deberíamos empezar a decir las cosas claras. Y es que, no queríamos decirlo así, pero... Lo advertimos. Veamos por qué.



Escuchamos continuamente dos premisas, demasiado relacionadas, y totalmente falsas: Por un lado, escuchamos continuamente que no es necesario invertir en tecnología o en seguridad; que supone un gasto, y no una inversión. Pero ahora vemos a empresas de 150 países afectadas por un ransomware que explota debilidades básicas de seguridad.


En primer lugar, el espacio libre está mucho más claro, evitando de este modo errores. Por ejemplo, nada impide en una agenda anotar una cita a las once de la noche, cuando estamos en la clínica hasta las ocho.


Por otro lado, pero íntimamente relacionado, parece que la seguridad es cosa de los demás; que nosotros no somos un objetivo real. Pero, tras ser atacados 200.000 ordenadores por todo el mundo, tal vez nos entren dudas.



Entonces, ¿cómo solucionamos esto desde el punto de vista de una empresa que necesite garantizar la información de sus clientes por encima de todo? Lo primero y fundamental es saber con qué partners especializados se cuenta. La información debe residir en entornos físicamente seguros (bunkers), además de disponer de seguridad lógica a diferentes niveles. Pero tampoco debemos delegar toda la responsabilidad en los demás, como ha sucedido ahora. También nosotros debemos garantizar adicionalmente que todo está a buen recaudo, mediante barreras adicionales de seguridad, y combinación de sistemas de encriptación. Todo, adicionalmente a sistemas de backup multiubicación, sistemas de copias a tiempo real, etc.


Con todo esto, podemos obtener resultados como los cosechados por Logical Cloud. Y es que un total de CERO clientes se han visto afectados por el malware. La inversión en sistemas de seguridad y tecnología, es altamente rentable.


Volver