Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia y nuestros servicios, analizando la navegación en nuestro Sitio Web. Si continúas navegando, estás aceptando su uso. Más información en nuestra Política de Cookies. Aceptar

11-10-2018
Gestión de citas médicas.

Con frecuencia, nos encontramos con clientes que aún hoy siguen pensando que les sirve la agenda en papel para anotar las citas de sus pacientes. Se escudan en que son clínicas pequeñas, y creen no tener la necesidad de gestionar de otra forma esas agendas.

El primer error viene ahí, precisamente: en asociar la agenda electrónica a la sustitución, sin más, de la agenda en papel. Una agenda electrónica, bien gestionada y optimizada, no tiene absolutamente nada que ver con su precedesora en papel. Veamos por qué:

  • En primer lugar, el espacio libre está mucho más claro, evitando de este modo errores. Por ejemplo, nada impide en una agenda anotar una cita a las once de la noche, cuando estamos en la clínica hasta las ocho.

  • En segundo lugar, y más importante, una agenda en papel, y muchas de las agendas electrónicas existentes, disponen de espacios fijos. Pero la realidad nos dice que una consulta no requiere el mismo tiempo que una revisión. No digamos una visita a domicilio. Sólo un proceso eficiente y dinámico nos permite optimizar al 100% nuestro tiempo. Conviene no olvidar que este punto es clave, con las limitaciones actuales que imponen las aseguradoras en cuanto a atención al paciente y en cuanto al precio por visita del paciente. Tiempo es dinero. Y las agendas de Kalihos te ayudan a que el potencial de tiempo facturable de tus profesionales sanitarios llegue al 100%. Para ello, es importante facilitar una gestión al minuto, de modo que ni un sólo segundo se pierda por falta de aprovechamiento del espacio causado por la herramienta de gestión.

  • En tercer lugar, hay citas que pueden ser automatizables. Por ejemplo, las generadas para las sesiones de rehabilitación de fisioterapia. Sabemos que el paciente debe venir, con ciertas condiciones, todos los días durante un tiempo determinado, a una hora, siempre que esté disponible. Si proveemos a los usuarios de herramientas para abordar las particularidades que surgen en estos casos, llegamos a la conclusión de que todas esas citas son automatizables, y en muchos otros casos también. Sin una herramienta como Kalihos que permita esta automatización, todas esas citas deben ser registradas una a una, perdiendo una cantidad ingente de tiempo. Nuestros clientes ya pueden comprobar la eficiencia de este sistema.

  • En cuarto lugar, el acceso multiplataforma y sin instalación nos permite acceder a esa agenda en todo momento, desde cualquier lugar, desde cualquier ordenador, sistema operativo o navegador, y sin instalaciones desde ningún tipo. Una herramienta así, estando disponible en la Nube, permite esa libertad en cualquier momento, y a cualquier hora.

  • En quinto lugar, pero no menos importante, cuesta creer que en esta era digital, donde el empoderamiento de los pacientes es un hecho contrastado, objetivo y creciente, no se permita en múltiples ocasiones que sea el propio paciente quien gestione sus citas, pudiendo asignarlas, consultarlas, o anularlas, sin necesidad de que nosotros invirtamos un sólo segundo en ello, y además con la satisfacción que esto supone para el paciente, puesto que no tiene que estar llamando por teléfono y esperando para que le den una cita. Si, además, ponemos a su disposición una aplicación móvil, el nivel de absentismo baja drásticamente, puesto que lleva la información siempre consigo.

  • Por último, en sexto lugar, podemos incorporar aún más mecanismos para evitar que el paciente se olvide de su cita. Porque, que el paciente olvide su cita, supone un impacto muy significativo en las cuentas de resultados. Es un tiempo en el que no estamos atendiendo a un paciente y, por tanto, no estamos facturando. Además, el paciente se frustrará por haber perdido esa cita a la que quería acudir, pero que simplemente ha olvidado. Para ello disponemos de recordatorios de todo tipo: desde correos electrónicos en el momento de dar la cita, o unos días antes de la misma; hasta SMS, en los que fácilmente permitimos anular la cita con un sólo click en caso de no ir a acudir; pasando por recordatorios un mes antes, para informar al paciente en caso de que le toque ponerse una vacuna, o hacerse una analítica planificada hace meses.


  • Resulta evidente que, si unimos todos los factores detallados anteriormente en una misma gestión de agendas, no volverás a tener interés, ya no sólo en una agenda en papel, sino en herramientas generalistas, o que no cuenten con un alto nivel de especialización, como es el caso de Kalihos. Estamos en un mercado global, donde ya no podemos perder tiempo o ser ineficientes.

    ¿Ganas de probarlo? No lo dudes: http://www.kalihos.es

    Otras entradas del blog

    migración miedo cambio

    Migración y miedo al cambio

    ¿Miedo al cambio de herramienta de gestión de tu clínica? Te explicamos los pasos a seguir para evitar riesgos.